GUALTALLARY, UNA JOYA EN MEDIO DE LA MONTAÑA

1 de agosto de 2022

Los suelos aptos para vitivinicultura son muy extensos y las condiciones climáticas de la provincia hacen que la producción de vino sea óptima.

El Valle de Uco es la zona con mayor reconocimiento del país a nivel mundial. Situada al oeste de la provincia y muy cercana a la cadena montañosa de Los Andes, es famosa por el producto final que se obtiene de sus plantaciones.

Uno de sus terroirs más buscados y valorados por los viticultores es Gualtallary, ubicado en el departamento de Tupungato a 1400 metros sobre el nivel del mar.

PERFIL DEL SUELO

En términos relativamente técnicos, hablamos de suelos originados en el abanico aluvial del río las Tunas, y con aportes eólicos. Muy heterogéneos. Generalmente arenosos de poca o media profundidad. Presenta gravas de tamaño mediano, caliche y abundantes depósitos de carbonato de calcio.

Los vinos que obtenemos de esta zona se caracterizan por su estructura y volumen; son vinos frescos y de carácter en los que prevalecen en boca los sabores a fruta y la alta acidez.